Prosegur Cash sube un 7% en su debut

Prosegur Cash debuta en Bolsa con subidas del 7% desde los 2 euros iniciales. La evolución de su deuda con la banca y la confianza en el dinero en efectivo serán claves para los inversores.

1 comentario

Las grandes operaciones vuelven al parqué madrileño con la salida a Bolsa de Prosegur Cash. La compañía, que había fijado el precio de su debut en 2 euros por acción, ha logrado subir un 7% tras el toque de campana, aunque tras los primeros compases la cifra se reducía al 5%.

La operación valora la compañía en unos 3.000 millones de euros, con lo que la firma da por hecho su fracaso en su intención de que la filial debutase a un precio aún mayor que el de su matriz, que actualmente ronda los 3.400 millones de euros.

La compañía ha sacado a Bolsa el 25% del capital de su filial, que corresponden a unos 375 millones de acciones. Y la operación, ya auguraba una buena acogida por parte de los inversores cualificados a los que va destinada la oferta. Según indicó la firma en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) hace días, se recibieron  peticiones de compra de acciones hasta alcanzar una sobresuscripción superior a tres veces la oferta. “El proyecto ha reunido un libro de calidad compuesto por más de 100 inversores”, indican desde Prosegur.

La principal duda sobre el negocio de Prosegur reside, precisamente, en la evolución del sector del dinero en efectivo, ante el avance de las nuevas tecnologías que han facilitado nuevos métodos de pago, incluyendo la entrada de nuevos jugadores en el mercado como Google o Amazon.

Frente a los riesgos, y con el objetivo de adaptar su estructura financiera y su deuda a su nueva situación, logró que los bancos le concedieran un préstamo de 600 millones de euros y una línea de crédito de otros 300 millones. “Prosegur Cash no tendrá que devolver nada hasta el 20 de diciembre de 2019 para el préstamo y hasta el 2022 para la línea de crédito”, indican desde el departamento de análisis de Bankinter, explicando que hay dos condiciones que cambiarían de forma drástica esta circunstancia. La primera es que Prosegur no pierdan el control de su filial, es decir por encima del 50,01% (después de la salida a Bolsa tendría en torno al 72,5%).

“La segunda es que la participación de Helena Revoredo en Prosegur no caiga por debajo del 50,01%. En caso de que se materializase la compañía tendrá que pagar de forma inmediata la cantidad que reste del préstamo”, recuerdan los expertos, indicando que las garantías de este préstamo son los activos reales de sus filiales en Brasil, Argentina, y Perú.

Por otro lado, los expertos señalan que el diferencial que los bancos están cargando a esta financiación es inferior a 100 puntos básicos. “Además, Prosegur cash podrá rebajar el coste de su línea de crédito dependiendo de si ratio de deuda financiera/EBITDA o de la evolución de su rating, que Standard & Poor’s acaba de situar en BBB (dos escalones por encima del grado de inversión), al mismo nivel que su matriz”.

A juicio de los analistas, esta financiación concedida por los bancos permitirá a Prosegur Cash continuar con su plan de crecimiento y retribuir a sus accionistas. De hecho, la compañía ya ha anunciado que destinará a adquisiciones entre 50 y 150 millones de euros de media anual hasta 2019, y ha anunciado que destinará entre el 50% y el 60% de su beneficio al pago de dividendos hasta 2019.

Relacionadas

Deje su comentario

1 comentarios