Principio y fin en la gestora de Banco Madrid

La CNMV acaba de dar el ok definitivo a la transmisión del 100% del capital social de Banco Madrid Gestión de Activos a Trea Asset Management. ¿Cómo ha llegado la entidad hasta aquí y qué pasará a partir de ahora?

4 comentarios

La operación se formalizó el pasado 17 de febrero, y según indican desde la entidad, genera a favor de los partícipes de los fondos de inversión gestionados por la entidad un “derecho de separación”. Pero fue en abril del pasado año cuando la administración concursal de Banco Madrid anunciaba la venta de la gestora de la firma a Trea.

El proceso había sido largo hasta entonces. Tras la intervención de BPA en Andorra por parte de las autoridades competentes, el Banco de España hacía lo propio con Banco Madrid, cerrando a cal y canto los fondos y otros productos financieros de la gestora de la entidad, dejando a los partícipes en un limbo sin saber si podrían recuperar su dinero.

Tras un largo tira y afloja entre la entidad, el Banco de España y la CNMV, algunos de estos fondos pasaban a estar bajo el paraguas provisional de la gestora Renta 4 Banco, con los productos comercializados por Banco Mare Nostrum (BMN) y los compartimentos de propósito especial creados por aquel entonces, y que aún no se han extinguido.

La firma de Carlos Tusquets había recibido la mejor puntuación en un ‘concurso’ en el que otros grandes como Imantia Capital o Santander AM también habían participado. Con la operación, Trea pasa a gestionar unos 2.500 millones de euros (sumando los ahora adquiridos a los 1.005 millones en fondos que actualmente mantiene, según datos de Inverco a cierre de enero), que impulsarán a la entidad a entrar en las 20 primeras por patrimonio del panorama nacional.

Trea da así un paso de gigante en su objetivo de superar los 5.000 millones de euros gestionados en los próximos años. En una reciente entrevista con DIRIGNENTES, Antonio Muñoz-Suñe, director general de Trea AM, confirmaba que “si cerramos otras operaciones que estamos evaluando, podríamos alcanzar el objetivo de los 5.000 millones en tres años”.

La apuesta estratégica de la entidad pasa por trabajar con el cliente institucional, sobre todo bancario. “Tenemos la función de ser el gestor de las instituciones financieras que saben que no cuentan con el suficiente expertise, y deciden externalizar ese servicio. Y la verdad es que, incluso entre los grandes, la banca continental nunca ha sido muy fuerte en asset management“, indica el directivo.

Relacionadas

Deje su comentario

4 comentarios