Impulso fiscal y potencial de la Bolsa

La fe ciega de las Bolsas en las promesas de Trump es incontestable. Tweets y palabras grandilocuentes frente a pocas cifras y menos detalles, ¿cuál es el impacto real de su reforma fiscal?

44 comentarios

“Se acerca un importante anuncio en materia de impuestos”, adelantaba el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el pasado 9 de febrero, poco más de 15 días después de su investidura oficial en la Casa Blanca. Tres semanas después, en su comparecencia ante el Congreso de este martes, prometía una “reforma fiscal histórica”.

Durante la campaña y tras su elección en noviembre la referencias a estas medidas fueron algo menos vagas: rebajar el tipo marginal máximo del impuesto de sociedades del 35% al 20%; y reducir a tres tramos el de las personas físicas (siendo el más alto del 33%). Cifras con las que la Tax Foundation calcula que el PIB norteamericano repuntaría algo más del 8% de aquí a 2025 y que se crearían más de dos millones de empleos.

Mientras, Jean-Pierre Durante, director de investigación de Pictet WM, apunta a un crecimiento económico en 2018 “al 2,9%, siendo la inversión el principal impulsor”. Añade que, combinado con un recorte de la carga fiscal a las personas físicas del 10%, “tendría un impacto más equilibrado entre consumo e inversión y el PIB crecer al 3,2% en 2018, en línea con el promedio de 3,6% de 1950 a 1999. La inflación llegaría al 3%”.

En este sentido, afirma que “una fuerte mejora del crecimiento del PIB nominal proporcionaría impulso a los beneficios de las empresas, siendo favorable para la renta variable. Sin embargo, la deuda soberana corre el riesgo de verse severamente afectada por un aumento de la inflación. De ahí nuestra actual preferencia por acciones respecto a bonos y en renta fija por deuda de alta rentabilidad”.

De hecho, por sectores de inversión, Philip Ferreira, director del equipo de análisis Cross Asset Research de Lyxor, apunta: “La reforma fiscal a las empresas prevista por la nueva Administración estadounidense ha sido considerada como una oportunidad tanto para la tecnología, como para las farmacéuticas (…) podría potencialmente ampliar la actividad de fusiones y adquisiciones (M&A por sus siglas en inglés). Los gestores ‘event driven’ parecen a la vanguardia para beneficiarse de esto”.

Con todo, desde Capital Economics, creen que el impacto de estas medidas en la Bolsa “podría estar ya descontado (…) después de todo el S&P 500 sube un 10% desde el pasado 8 de noviembre”. Aunque, como el propio Trump ha indicado, este plan sea “fenomenal”, la firma “duda que haga mucho por los precios de la renta variable, ante el incremento limitado de las ganancias y el grado en el que ya ha sido recogido por estos”.

Por otra parte, la firma destaca que con la cuestión del Obamacare (derogación y reforma) atascada en el Congreso, “llevará mucho tiempo sacar adelante la reforma fiscal. Existe la posibilidad de que no se produzca, de hecho, hasta principios del año que viene”.

fiscal S&P 500 capital economics
Fuente: Capital Economics.

En este sentido, Richard Turnill, director mundial de estrategia de inversión en BlackRock, añade: “Nuestra preferencia por los activos que se benefician de la reactivación económica, no está supeditada a la reforma fiscal que se lleve a cabo en Estados Unidos, si bien ésta podría impulsar esta temática del mercado”. Así, llama la atención sobre el potencial de las empresas de pequeña capitalización: valores que lo hacen mejor en momentos de mejora macro y para los que “los recortes de impuestos conformarían un impulso adicional (…) pues se enfrentan a tipos impositivos efectivos superiores”.

¿Qué pasa con el dólar?

Por tercera semana consecutiva, ETF Securities destaca que los inversores han reducido su exposición a los ETP sobre dólar, retirando un total de siete millones de dólares. “Existe cierto malestar respecto al hecho de que la Administración Trump aún no haya comunicado de manera clara cuáles serán sus políticas de gestión. Esto hace que contemplemos cierta debilidad en el ‘billete verde’ durante las próximas semanas a medida que la Fed se abstiene de tocar los tipos de interés hasta que el Gobierno publique su presupuesto a mediados de marzo”.

Con todo, Stefan Scheurer, director global de mercados de capitales e investigación temática de Allianz Global Investors, apunta a una “recuperación cíclica de la divisa en los próximos meses, a pesar de las valoraciones ambiciosas y de un posicionamiento claramente unilateral”. Y es que, debería verse respaldado por una política monetaria menos flexibles y el estímulo fiscal, así como por posibles cambios en el sistema tributario o medidas proteccionistas. Esto, añade, podría presionar asimismo a las materias primas y las monedas de mercados emergentes.

Relacionadas

Deje su comentario

44 comentarios

  1. […] El republicano ha prometido reducir “drásticamente” la Ley Dodd-Frank, que regula al sector financiero a raíz de la crisis; mientras arranca un segundo intento para reemplazar el Obamacare. Por otra parte, ha reiterado su intención de invertir un billón de dólares en infraestructuras (llegó a señalar que el importe incluso podría ser superior) y que podría aprobarse en mayo (cuando se esperaba para el verano), mismo mes con el que se especula para presentar la reforma fiscal. […]

  2. […] Finalmente, consideran que “es probable que la Casa Blanca logre un Presupuesto sencillo para 2018 y luego agrupe la reforma tributaria en un aparte del mismo, ya que puede éste último puede pasar con mayoría simple en el Senado. Con todo, sus planes incluyen grandes aumentos en Defensa compensados con recortes radicales en otras áreas. Y es difícil que la propuesta atraiga votos demócratas, por lo que seguramente nos enfrentemos a una prolongada negociación que retrasará cualquier impulso fiscal”. […]