Un 64% de los partícipes no aporta nada a su plan de pensiones

Dejar el dinero y olvidarse. El gran error del ahorrador español que contrata un plan de pensiones. Según Inverco, un 64% no aportó nada en 2015.

No hay comentarios

Es la primera vez que la Dirección General de Seguros y Pensiones contabilizan este dato. “Es verdad que hay gente que hace una aportación en un momento dado y luego deja de hacerla”, explica Ángel Martínez-Aldama, presidente de Inverco, en clara alusión a las campañas de fin de año donde se acumula la gran parte de aportaciones de los partícipes para rebajar su factura fiscal. Pero sin duda, el dato del pasado año es sorprendente. “Puede ser por la crisis, o por estar vinculado a la firma de algún producto financiero”, indican desde la patronal, recordando también la congelación de las aportaciones al plan de las administraciones públicas.

Sea como fuere, el dato sorprende. El hecho de que tantos partícipes no aporten nada en el año a su plan de pensiones demuestra de una forma contundente la falta de ‘carácter’ financiero del ahorrador español. Y que sus decisiones siguen dominadas por el cortoplacismo, incluso en un producto destinado al ahorro para la jubilación.

Además de ese 64% que no realizó aportaciones en 2015, otro 10% se sitúa en el tramo de aquellos que aportaron entre 1 y 300 euros. Es decir: tres de cada cuatro partícipes en planes de pensiones aportaron menos de 300 euros en el año a su plan. En sentido contrario, solo un 3,9% realizó aportaciones superiores a los 3.000 euros.

Fuente: Inverco.
Fuente: Inverco.

El sector, en pleno debate sobre la necesidad de la reforma del sistema español de pensiones también ha visto cómo el número de cuentas de partícipes ha disminuido ligeramente en 2016. De 9,97 millones en 2015 a 9,93 millones en 2016. El número neto de partícipes ronda los ocho millones, según Inverco, ya que muchos de ellos tienen abierto más de un plan para diversificar inversiones.

Previsiones 2017

Inverco ha celebrado hoy en Madrid su almuerzo anual con periodistas, en el que la asociación también ha presentado previsiones para este año. Pese a la dificultad para medir el impacto de la evolución de los mercados en el sector, Martínz-Aldama se muestra optimista. Considera que teniendo en cuenta el ritmo de crecimiento actual y suponiendo un positivo impacto de la relajación fiscal, el volumen de activos de las IICs podría alcanzar este año los 418.000 millones de euros, lo que supone un incremento del 6% respecto a 2016.

Dentro del grupo, los fondos de inversión podrían aumentar su volumen de activos en torno a los 17.000 millones de euros, un 7,2% más, con lo que a cierre de año alcanzarían los 252.200 millones de euros. Por su parte, las IICs extranjetras también crecerían a un ritmo cercano al 6% (lo que supone unos 7.000 millones de euros respecto a los 125.000 millones con los que cerraron 2016), hasta los 132.000 millones de euros.

Para los fondos de pensiones, Inverco considera que la rentabilidad media se sitúe en un 2,5%. Así, el volumen podría aumentar en torno a 2.000 millones de euros, un 2% respecto al cierre de 2016, alcanzando a finales de 2017 los 109.000 millones de euros.

Así, y en total, la industria de la inversión colectiva podría alcanzar los 527.000 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 5,2% tras aumentar un volumen esperado este año de 26.000 millones de euros.