Manulife se abre camino en China

La canadiense Manulife consigue la licencia WFOE en China que le permite expandir sus productos y ampliar su base de clientes.

No hay comentarios

Siguiendo los pasos de Fidelity, Aberdeen AM o Vanguard, Manulife Financial Corp. explica que su subsidiaria Manulife Investment (Shanghai) Limited Company, 100% de su propiedad, recibe la licencia de empresa de inversión extranjera (WFOE por sus siglas en inglés) de la China Securities Regulatory Commission.

La firma destaca que esta ‘luz verde’ regulatoria “prepara el camino para que podamos proveer de nuestras soluciones de marcado global y activos privados en la industria de gestión de activos en crecimiento del gigante asiático”.

En concreto, gracias a esta licencia podrá ofrecer sus servicios a una base de inversores mayor, como pequeñas y medianas empresas, bancos privados y plataformas privadas de gestión patrimonial.

Los potenciales productos pueden ir desde acciones tradicionales de renta variable y productos de renta fija, hasta estrategias de activos privados, como tierras de cultivo, inmobiliario comercial, etc.

Para que las firmas extranjeras logren la licencia WFOE deben cumplir una serie de requisitos como poseer una participación mayoritaria en una entidad ya existente en China. Paso que Manulife cumple gracias a su 51% en la joint venture Manulife-Sinochem Life Insurance, también con sede en Shanghai. Asimismo, cuenta con otra empresa conjunta, Manulife TEDA Fund Management. A cierre de febrero, dichas firmas contaban con 3.200 y 9.800 millones de dólares en activos bajo gestión (AUM por sus siglas en inglés), respectivamente.

“Ser la primera institución financiera en recibir el estatus de compañía de inversión WFOE nos coloca en una excelente posición para ampliar nuestra oferta de productos globales para los inversores en China”, destaca Kai Sotorp, vicepresidente ejecutivo y jefe global de gestión de activos y patrimonios del grupo.

Por su parte, Donald Guloien, presidente y consejero delegado (CEO) de Manulife, añade que este hito “subraya nuestro compromiso con China y con la ciudad de Shanghai al apoyar su papel como centro financiero regional. Al mismo tiempo, nos permite avanzar en nuestro objetivo de servir a los inversores locales a alcanzar sus propias metas de inversión”.