BlackRock: “La renta fija ha tocado fondo”

2017 para BlackRock estará marcado por una consolidación de la recuperación ahora que la política presupuestaria parece que va a reemplazar a la monetaria como motor del crecimiento y los mercados. ¿Dónde planea invertir este gigante?

19 comentarios

Dos son los pilares básicos que defiende el equipo de BlackRock en su Global Invesment Outlook 2017. En primer lugar, “que la reactivación económica en Estados Unidos (un aumento del crecimiento nominal, de los salarios y de la inflación) se acelere”, afirma su director mundial de estrategia, Richard Turnill.

En segundo, que asistamos a una “sustitución gradual de la política monetaria por políticas presupuestarias expansionistas en pro del crecimiento económico y los mercados de todo el mundo”.

Asimismo, la firma llama la atención sobre otros tres factores clave para el devenir de los activos financieros en 2017: las repercusiones de los avances tecnológicos, el riesgo de una burbuja crediticia en China y la dinámica de predisposición al riesgo por parte de los inversores.

La renta fija mundial ha tocado fondo

BlackRock cree que empieza a perfilarse una reactivación económica y que los rendimientos de la renta fija mundial han tocado fondo. Como resultado de ello, “preferimos la renta variable frente a la deuda, y al crédito corporativo frente al papel soberano. Empezamos a observar un aumento de los rendimientos y curvas de tipos cada vez más pronunciadas, y priorizamos los bonos con vencimientos cortos frente a los de largos y las acciones con sesgo value”.

Bajas rentabilidades

Algunos factores estructurales, como el envejecimiento de la población y el débil crecimiento de la productividad, han provocado una caída del potencial del crecimiento económico. “Consideramos que estos factores limitan el potencial de subida de las rentabilidades reales y que los inversores pueden verse recompensados por asumir riesgos en renta variable, en activos emergentes y en productos alternativos en los mercados privados”, detallan estos expertos

Dispersión

La gestora subraya que “que la diferencia entre los mejores y peores valores de renta variable es cada vez mayor. La mayor inestabilidad en la relación entre bonos y acciones indica un cambio de tendencia que desafía la diversificación tradicional”.

Principales riesgos

Abundan los riesgos políticos y aquellos relativos a las políticas que se implantarán. Además, existe incertidumbre acerca de la agenda del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, tanto en cuanto a su aplicación como al calendario. Las elecciones francesas y alemanas pondrán a prueba la cohesión en Europa en el marco de las posturas populistas que acechan a todo el mundo. Otras preocupaciones son las salidas de capitales en China y la depreciación del yuan.

¿Dónde invertir?

BlackRock espera que “la renta variable de los mercados desarrollados mejorará en 2017 y nos centramos en acciones con potencial de aumentar sus dividendos y en los valores de los sectores financiero y de salud. Tenemos una visión positiva sobre la renta variable japonesa y emergente, si bien creemos que las posibles tensiones sobre el comercio mundial podrían suponen un riesgo. En renta fija, favorecemos la deuda corporativa de elevada calidad y los bonos vinculados a la inflación frente a los bonos nominales”.



Suscríbase a nuestro newsletter

El boletín electrónico de Dirigentes Digital le permite recibir en su buzón de correo toda nuestra información siempre actualizada.

Relacionadas

Deje su comentario

19 comentarios