Cuádruple hora bruja

No hay comentarios

Los principales índices bursátiles europeos cerraron ayer al alza, con el Ibex 35 a la cabeza, apoyado en el buen comportamiento de los dos grandes bancos y de Telefónica, entre otros grandes valores. Los resultados electorales en Holanda fueron positivamente recogidos por los inversores, que interpretaron los mismos como una señal de que las opciones políticas tradicionales seguían siendo mayoritarias entre los ciudadanos. No obstante, las opciones populistas a derecha e izquierda siguen siendo una amenaza para la región, y podrían en un futuro próximo condicionar la marcha de la economía de la zona. La próxima parada son las elecciones presidenciales francesas (23 de abril, primera vuelta), en las que la candidata de extrema derecha, con un programa económico populista en el que destaca la vuelta al franco y la renominación de toda la deuda en euros a esta moneda, aunque es muy complicado que se haga con la victoria, es más que factible que pase a la segunda ronda (7 de mayo), lo que generará tensión en los mercados financieros de la región. De momento, no obstante, los inversores han optado por celebrar la victoria de los partidos centristas en Holanda, lo que se dejó notar ayer tanto en las Bolsas, como ya hemos señalado, como en los mercados de bonos, que cedieron terreno tras haber ejercido como “refugio” antes de las elecciones, y en el euro, que siguió revalorizándose con fuerza frente al dólar.

Cabe señalar, igualmente, el buen comportamiento ayer de los valores relacionados con las materias primas y los metales, que se benefician de la debilidad del dólar, ya que los precios de estos productos mantienen históricamente una correlación negativa con la divisa estadounidense. Otro sector que ayer mantuvo un gran comportamiento fue el bancario, que aprovechó tanto el repunte de las rentabilidades de los bonos como el alivio que generaron entre los inversores los resultados electorales holandeses.

Por lo demás, destacar que la cita más relevante del día, la reunión del Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE), cumplió con lo esperado, al mantener la institución sin modificaciones sus políticas. No obstante, el hecho de que uno de sus miembros votara a favor de incrementar los tipos de interés de referencia de la institución en un cuarto de punto y que el BoE advirtiera de que espera que la inflación supere en los próximos meses su objetivo del 2% provocó la revalorización de la libra esterlina, que se alejó así de los mínimos multimensuales que había marcado recientemente tras la aprobación por parte del Parlamento británico de la Ley que permite al Gobierno iniciar el proceso del Brexit (ayer la Ley fue sancionada por la reina Isabel II).

Por último, y en lo que hace referencia a la sesión en Wall Street, señalar que los principales índices de este mercado acabaron la jornada de forma mixta y con apenas variaciones, en una sesión “de resaca” tras la nueva subida de tipos llevada a cabo por la Reserva Federal (Fed). En el mercado de bonos volvieron las ventas, lo que hizo repuntar las rentabilidades. En este sentido señalar que a pesar de que los inversores recibieron con alivio el hecho de que la Fed mantuviese sus planes de incrementar sus tasa de referencia sólo tres veces en 2017, el hecho es que los tipos van a subir y que eso es negativo para los bonos por lo que la reacción alcista de los mismos tras la reunión del Comité Abierto de Mercado (FOMC) del pasado miércoles ha tenido poco recorrido.

Hoy es día de vencimiento de los contratos de derivados de acciones e índices, vencimiento trimestral (cuádruple vencimiento) que entendemos condicionará durante gran parte de la jornada el comportamiento del contado, algo que ya pudo ocurrir ayer en la Bolsa española, en la que los valores que más ponderan en los índices fueron impulsados al alza con mucha fuerza.

Por lo demás, los inversores centrarán su atención en la reunión del G20 que se va a celebrar en Alemania y en la que entendemos que habrá tensión entre los miembros de la nueva Administración estadounidense y sus principales socios comerciales. Es por ello que los mercados seguirán de cerca la misma, intentando discernir en qué consistirán los cambios que en su política comercial (revisión de tratados) quiere introducir el Gobierno de EEUU.

Para finalizar, decir que la agenda macro del día presenta algunas citas interesantes, como son la publicación en EEUU de las cifras de la producción industrial del mes de febrero y la lectura preliminar de marzo del índice de sentimiento de los consumidores. No esperamos, no obstante, que las mismas vayan a tener un gran impacto en las Bolsas. Para empezar, esperamos una apertura ligeramente a la baja, aunque sin una clara tendencia, de los mercados de valores europeos en una sesión en la que esperamos que sean los derivados los que “marquen el paso” al contado.

Link Securities.



Suscríbase a nuestro newsletter

El boletín electrónico de Dirigentes Digital le permite recibir en su buzón de correo toda nuestra información siempre actualizada.

Relacionadas

Deje su comentario

0 comentarios