Mirabaud abre oficina en Reino Unido

Más allá del Brexit, Mirabaud apuesta por Reino Unido, para expandir sus actividades de gestión patrimonial, con la apertura de una sucursal bancaria en la zona de Victoria, en Londres. Estará dirigida por Harry Thorburn.

No hay comentarios

Situada en una nueva sede de oficinas a la que Mirabaud ha trasladado también sus otras dos líneas de negocio, asset management y brokerage & corporate finance, la nueva sucursal bancaria de la firma en Londres, estará dirigida por Harry Thorburn reportando a Etienne d’Arenberg, responsable del mercado británico en la entidad.

Con esta apertura, “se refuerza la presencia de 27 años del banco en Reino Unido y se amplía su oferta, que ya cuenta con sucursales en España (Barcelona, Madrid, Sevilla y Valencia) y Francia (París)”.

Mirabaud explica asimismo que este movimiento supone el “paso más reciente de una meditada estrategia de expansión para ofrecer una presencia más activa y una gama de servicios más amplia a sus clientes de gestión patrimonial en países europeos clave. La sucursal bancaria británica podrá prestar más servicios a los clientes privados y ofrecer mayor comodidad y eficiencia en un entorno regulado y muy estructurado”.

Y es que, el banco “cree que, a pesar de Brexit, Londres es y seguirá siendo uno de los centros financieros clave tanto para la gestión de patrimonios como para las áreas de gestión de activos y brokerage & corporate finance”.

Yves Mirabaud, senior managing partner de Mirabaud, afirma que “la apertura de la nueva sucursal se enmarca en la ampliación natural de nuestra presencia en el mercado británico y refleja la importancia que sigue teniendo Londres como centro financiero de gran influencia. Creemos que la decisión de reforzar nuestra presencia aquí aportará considerables beneficios a la gestión patrimonial que proporcionamos a nuestros clientes, ya que nos permite ofrecer mayor accesibilidad y soluciones aún más integrales para cubrir sus necesidades de inversión en un entorno económico que sigue siendo difícil. La entidad, con sus 200 años de historia, es mucho más que una marca, es un símbolo de continuidad que aúna protección, crecimiento y tradición”.

Mientras, d’Arenberg añade: “Las complicadas condiciones de mercado que seguimos constatando hacen que sea más importante que nunca que los grandes patrimonios puedan acceder fácilmente a proveedores de servicios que conozcan en profundidad sus necesidades y cuenten con capacidades probadas para ofrecer soluciones de inversión personalizadas que satisfagan sus prioridades y objetivos específicos. La apertura de la sucursal británica refleja nuestro deseo de ofrecer dichas capacidades y nos permitirá hacer aún más por nuestros clientes”.



Suscríbase a nuestro newsletter

El boletín electrónico de Dirigentes Digital le permite recibir en su buzón de correo toda nuestra información siempre actualizada.