Las cuentas no cuadran: la alerta que nos dejan los resultados

No son pocos los expertos preocupados por la imagen que nos deja la temporada de presentación de resultados del primer trimestre que toca ya a su fin. Las expectativas eran bajas y, aunque la caída de las ganancias no ha sido tan mala como se esperaba, la tendencia es alarmante…

No hay comentarios

Apenas queda un ‘puñado’ de empresas por publicar sus cuentas en el S&P 500 y el descenso medio de los beneficios es del 7,9% en tasa anual. Por el momento, 258 han sorprendido al alza las previsiones (con un incremento del 15,8%) y 167 a la baja (con retrocesos del 33,2%). Por sectores, ceden en la industria financiera, la tecnológica, la de materias primas y las utilities; suben famas y telecos.

"Los mercados viven de expectativas. Y si las éstas se ven mejoradas, suben. Todo lo contrario ante unas esperanzas frustradas. Lo cierto es que los resultados, pese a ser algo mejores de lo esperado, no son buenos. Esto último explica por qué no se cumple la regla anterior", apunta Citi.

ETF Securities reconoce que la contracción es menor a la registrada en el cuarto trimestre, cuando la caída ascendió al 8,1%, pero, señalan, es la continuación de la tendencia lo que les preocupa.

Las ganancias medias totales han descendido a niveles no vistos desde septiembre de 2012; mientras las revisiones a la baja de las perspectivas son las más agresivas desde la crisis de crédito. No todo son malas noticias, apuntan, los sectores defensivos, coincide, han logrado beneficios e ingresos netos positivos. Es más, conviene no olvidar el impacto de la energía y de las malas cifras de Apple por su elevada ponderación en el S&P 500.

Sin embargo, añaden, "el último clavo para el ataúd de esta temporada de presentación de resultados ha sido la rápida disminución de los niveles de flujo de caja libre, que ahora se encuentran en mínimos desde diciembre de 2008, juntos después de la quiebra de Lehman Brothers". Así las cosas, concluyen: "La valoración actual de Wall Street no se justifica con la debilidad de las ganancias".

Value Tree, por otra parte, llama la atención sobre el aumento del beneficio por acción (BPA) a base de recomprar acciones propias. "No se trata de un crecimiento sano, porque a su vez han incrementado su deuda", indican. Y también alertan: "En Estados Unidos, siempre que los márgenes de las compañías han empezado a caer, ha venido una recesión. Y la situación ahora es muy parecida a la que ya se ha visto en épocas anteriores". 



Suscríbase a nuestro newsletter

El boletín electrónico de Dirigentes Digital le permite recibir en su buzón de correo toda nuestra información siempre actualizada.